Los secretos de unas rosas duraderas en un jarrón

15 visto, 4 min
10 noviembre

Las rosas son un símbolo de belleza y amor que alegremente adornan cualquier espacio con su esplendor. Pero, ¿cómo hacer que estas efímeras criaturas deleiten la vista el mayor tiempo posible después de haber sido cortadas y colocadas en un jarrón? 

Preparar el jarrón: Cómo crear el "hogar" perfecto para las flores

- Lava el jarrón: Lava bien el jarrón con agua tibia y jabón para eliminar cualquier resto de bacterias y hongos.

- Aclarado: Después de lavarlo, aclara bien el jarrón para que no queden restos de jabón.

- Desinfección: También puedes limpiar el jarrón con un desinfectante, como una solución de lejía diluida en agua, y volver a aclararlo bien.

- Ajustar el tamaño: Asegúrate de que la altura del jarrón coincide con la longitud de los tallos de las rosas. Lo ideal es dejar el tercio superior de los tallos por encima del borde del jarrón.

- Llenado de agua: Llene el jarrón con agua a temperatura ambiente. Utilizar agua fría puede ralentizar la absorción de agua de las rosas, mientras que el agua caliente acelera la apertura de los capullos.

- Añadir nutrientes: Se puede añadir al agua un conservante especial para flores cortadas, que aporta a las rosas nutrientes esenciales y mantiene equilibrado el PH del agua.

Tratamiento del tallo: Asegurar la máxima absorción de agua.

- Corte en ángulo: Utilice un cuchillo afilado o unas tijeras de podar para hacer un corte en un ángulo de aproximadamente 45 grados. Esto aumenta la superficie de absorción de agua y evita que el tallo se "pegue" al fondo del jarrón, lo que bloquearía la absorción de agua.

- Actualizar el corte: Actualice el corte cada 2-3 días para evitar que los tallos se obstruyan y absorban mejor el agua.

- Eliminar el exceso de hojas: Retire las hojas que queden por debajo del nivel del agua en el jarrón. Las hojas sobrantes pueden ser una fuente de bacterias.

- Evitar daños: Evite aplastar o dañar los tallos, ya que esto puede interrumpir la absorción de agua.

- Evite el bloqueo de aire: Coloque los tallos en agua inmediatamente después de cortarlos. Así se evita que entre aire en los vasos de los tallos, lo que podría bloquear el flujo de agua.

Agua para las rosas: Temperatura y calidad del agua

- Temperatura del agua: Lo mejor es el agua a temperatura ambiente o ligeramente templada. El agua fría ralentiza la absorción de agua y puede provocar un shock en las plantas, mientras que el agua caliente favorece la rápida apertura de los capullos y la aceleración del crecimiento bacteriano.

- Calidad del agua: Utilice agua blanda y sedimentada, preferiblemente sin cloro y baja en minerales. Si es posible, utilice agua destilada o filtrada.

- Cambios de agua: Cambie regularmente el agua del jarrón cada 2 días para evitar la proliferación de bacterias y mantener el agua limpia.

- Aditivos: Utilice conservantes para flores cortadas, que suelen incluir nutrientes para estimular la salud de las rosas y agentes que combaten las bacterias.

Ubicación del jarrón: El efecto de la luz y la temperatura en las rosas

- Luz: Las rosas necesitan luz adecuada, pero la luz solar directa puede provocar un sobrecalentamiento y un rápido marchitamiento. Elija un lugar con luz difusa o en semisombra.

- Temperatura: Evite colocar las rosas cerca de fuentes de calor o frío, como radiadores, aparatos de aire acondicionado o corrientes de aire. La temperatura ideal para las rosas debe ser fresca pero no fría.

- Humedad: Una humedad demasiado baja puede provocar un rápido marchitamiento. Si el aire interior es seco, considere la posibilidad de utilizar un humidificador.

- Distancia de la fruta: No coloque rosas cerca de la fruta, ya que libera etileno, un gas que puede acelerar el marchitamiento de las flores.

Una buena colocación del rosal en el jarrón tiene en cuenta todos estos factores para crear las condiciones más favorables para mantener las rosas frescas y hermosas.

Cuando las rosas se marchitan: cómo revitalizar las flores marchitas

- Poda del tallo: Haga un nuevo corte en los tallos y elimine las hojas y los pétalos marchitos.

- Agua fría: Utilizar agua fría para dar un "shock" a las rosas y animarlas a absorber agua.

- Eliminar el aire de los tallos: Sumerja los tallos durante unos segundos en agua caliente y luego páselos de nuevo a agua fría. Esto puede ayudar a eliminar las burbujas de aire que bloquean el paso del agua por el tallo.

- Hidratar los pétalos: Puedes rociar suavemente los pétalos de rosa con agua para aumentar la humedad.

Las rosas duran más si se cuidan bien

El secreto de la longevidad de las rosas en un jarrón reside en la atención constante y los cuidados regulares. La renovación del agua, la temperatura y calidad correctas del agua, la renovación periódica del corte y la colocación óptima en el jarrón contribuyen a la frescura y belleza de estas elegantes flores. Con los cuidados adecuados, las rosas pueden deleitarle durante mucho más tiempo de lo habitual.

si te gusta el artículo o te parece útil, compártelo en las redes sociales o con tus amigos:

Para ir a la tienda y ver el catálogo de productos, seleccione la ciudad a la que necesita el envío de la lista disponible.

Opiniones

ver todos los comentarios