Cuidado del árbol de café

41 visto, 4 min
10 septiembre

Aunque el árbol de café es una planta exótica, muchos jardineros y amantes de las plantas desean tenerlo en casa. Si deseas que tu árbol crezca saludable y te deleite con sus aromáticos granos, sigue reglas simples de cuidado.

Condiciones óptimas de ubicación: ¿Dónde es mejor colocar el árbol?

El árbol de café, que crece originalmente en bosques tropicales, está acostumbrado a lugares sombreados y luz difusa. Al ubicarlo en casa, elige un lugar donde reciba suficiente luz, pero sin rayos solares directos. Las ventanas orientales y occidentales son una opción ideal.

Si tus ventanas dan al sur, es mejor colocar la planta más lejos de la ventana o usar cortinas ligeras para crear una luz difusa. Una ventana al norte puede no proporcionar suficiente luz, especialmente en invierno, por lo que presta atención al estado de tu planta y, si es necesario, muévela a un lugar más luminoso.

Clima adecuado: temperatura y humedad.

Las plantas de café prefieren temperaturas moderadas. En condiciones de interior, se considera ideal una temperatura en el rango de 18-24°C. Es especialmente importante evitar cambios bruscos de temperatura y corrientes de aire.

En cuanto a la humedad, el origen tropical de la planta lo dice todo. El árbol de café adora la humedad elevada. Para mantener un nivel óptimo de humedad, puedes rociar la planta regularmente con agua suave, especialmente en días calurosos. Además, en el invierno, cuando el aire en la habitación se vuelve especialmente seco debido a los calentadores, se recomienda usar humidificadores de aire o colocar recipientes de agua junto a la planta.

Riego: ¿Cómo asegurar el riego adecuado?

El riego del árbol de café requiere atención especial. La falta o el exceso de agua pueden dañar la planta. Comienza a regarla cuando la capa superior del suelo esté seca al tacto. Sin embargo, evita que toda la masa de tierra se seque, ya que esto puede provocar la caída de las hojas.

Al regar, asegúrate de que el agua penetre uniformemente en todas las partes de la maceta. En verano, es posible que la planta necesite agua con más frecuencia, especialmente en condiciones de alta temperatura y baja humedad. En invierno, el riego se reduce. Siempre verifica la humedad del suelo antes de regar. Evita que el agua quede estancada en el plato, ya que esto puede causar la podredumbre de las raíces.

Fertilización: ¿Qué nutrientes necesita la planta?

Para un crecimiento y desarrollo saludables, el árbol de café necesita varios nutrientes minerales. Durante el período de crecimiento activo (primavera y verano), se recomienda usar fertilizante para plantas verdes cada dos semanas. Elige un fertilizante con alto contenido de nitrógeno para mantener el brillo y la saturación de las hojas.

Durante el período de reposo (otoño e invierno), la fertilización puede ser menos frecuente, una vez al mes o incluso menos. Es importante recordar que un exceso de fertilizantes puede dañar la planta. Antes de fertilizar, humedece el suelo con un riego normal para evitar quemaduras en las raíces debido a fertilizantes concentrados.

Control de plagas y enfermedades

Como todas las plantas de interior, el árbol de café puede ser atacado por plagas. Los principales "enemigos" del árbol de café son los ácaros, los insectos escama y los pulgones. Los ácaros suelen aparecer en condiciones de baja humedad y se activan en condiciones cálidas. Si notas telarañas finas en las hojas y entre ellas, es una señal clara de la presencia de estos insectos.

Para combatir las plagas, puedes usar jabones insecticidas o productos especializados disponibles en tiendas de flores. Sin embargo, el primer paso debe ser reducir mecánicamente la cantidad de plagas, frotando las hojas con un paño húmedo.

Las enfermedades del árbol de café a menudo están relacionadas con un cuidado incorrecto. El riego excesivo o insuficiente puede provocar la pudrición de las raíces. Si las hojas se vuelven amarillas o caen, es recomendable verificar las raíces en busca de pudrición y, posiblemente, cambiar la tierra.

Trasplante y elección del sustrato

El árbol de café, al igual que muchas plantas de interior, crece con el tiempo y necesita más espacio para sus raíces. El trasplante de la planta es necesario aproximadamente cada 1-2 años. La mejor época para hacerlo es en primavera.

1. Frecuencia del trasplante: Se recomienda trasplantar las plantas jóvenes anualmente, ya que crecen más rápido. Los árboles adultos solo necesitan ser trasplantados cada 2-3 años.

2. Elección del sustrato: El árbol de café prefiere un sustrato ligero, aireado y fértil con buen drenaje. La mezcla ideal incluye tierra para macetas, turba, arena y perlita.

3. Proceso de trasplante: Saca la planta con cuidado de la maceta vieja, verifica las raíces y retira las dañadas o podridas. Luego, coloca la planta en una maceta nueva y llénala con la mezcla preparada. Riega bien la planta después del trasplante.

El cuidado del árbol de café en interiores no requiere habilidades especiales, pero sí atención a los detalles. El riego adecuado, la iluminación, la humedad y el trasplante oportuno garantizan su salud y crecimiento activo. Siguiendo estas simples recomendaciones, podrás disfrutar de la belleza de esta planta exótica en tu hogar y ¡quizás incluso obtener una cosecha de auténticos granos de café!

si te gusta el artículo o te parece útil, compártelo en las redes sociales o con tus amigos:

Para ir a la tienda y ver el catálogo de productos, seleccione la ciudad a la que necesita el envío de la lista disponible.

Opiniones

ver todos los comentarios